Datos Personales

Nelson Ortega. Venezuela. Rubio, Estado Táchira. (1983), Ingeniero en Informática (Universidad del Táchira UNET), Diplomado en Innovación Tecnológica (Universidad de Oviedo, España). Magíster en Planificación Global (UPEL-IPRGR). Fue Analista de la sala situacional del Ministerio de Industrias Básicas y Minería 2.006, Coordinador de Sistemas del Centro Internacional Miranda 2.007. Profesor - Asesor de Misión Sucre y Universidad Bolivariana de Venezuela. Coordinador General de la Academia de Software Libre. Miembro del Frente Bolivariano de Investigadores, Innovadores y Trabajadores de la Ciencia. Miembro del Centro Nacional de Investigaciones Educativas. Miembro del colectivo del Sistema de Formación Socialista Simón Rodríguez, Miembro de la Plataforma Política Patria Socialista. Gerente de Informática de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología del Estado Táchira (Fundacite-Táchira) 2.007-2.012. Fue Coordinador de la Sala Situacional del Registro de la Gran Misión Vivienda Venezuela en el Estado Táchira (Julio - Agosto de 2011). Investigador de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) (Julio - Diciembre, 2012). Coautor del Libro El delito homicidio en el Estado Táchira entre 1982 y 2012 (Forero y Ortega, 2013). Autor de la Investigación Modelo de Planificación para Promover la Seguridad Ciudadana en la Comunidades vinculadas al Centro de Formación UNES Táchira. Actualmente es Jefe de Estadística de la Dirección de Planificación y Desarrollo de la Gobernación del Estado Táchira, Coordinador de los Comité Estadísticos Estadales, Coordinador de la Revista de los Comité Estadísticos Estadales, Encargado de la Ofensiva Económica en el Estado Táchira, Secretario de la Comisión Estadal para la Lucha contra el Contrabando.

correo: nortega16232@gmail.com

lunes, 20 de septiembre de 2010

La guerra es ideológica. 26S

Las elecciones parlamentarias el próximo 26 de septiembre en la República Bolivariana de Venezuela, es una muestra más de una revolución pacífica que con gran convicción lidera el Presidente Chávez. Venezuela es el foco de la atención pública mundial, los Estados Unidos de Norteamérica afianzan su puño y cruzan los dedos con algo más que deseos por la derrota de la Revolución Bolivariana. Deberíamos preguntarnos ¿Por qué?.

Hace unos días se cumplió un aniversario más de la muerte de Salvador Allende, que internacionalmente es reconocido por ser el primer líder político que llevó a la izquierda al poder de manera pacífica, utilizando los métodos de la democracia representativa, pero que el imperio junto con sus seguidores y factureros locales por la vía armada y sangrienta lograron derrocar. Desde entonces la izquierda que ya venía sucumbiendo la más estruendosa caída con la disolución de la URSS y el derrumbe del muro de Berlín, entregó sus sueños más preciados a la política neoliberal que tanto daño nos hizo en latinoamérica durante la década de los noventa. Otros tantos como la Unión Europea, Japón o misma China se abrían hacia la hegemonización capitalista más brutal que llevó a Fukuyama a afirmar el fin de la historia.

Sin más camino que recorrer sólo el 27 de febrero de 1.989 al unísono del desplome del socialismo del Siglo XX encendía una llama que reflejaba el calor popular. El modelo capitalista de la última década del siglo pasado no tenía sostenibilidad por tanto un estallido social era inevitable bajo las condiciones económicas vividas. El 04 de febrero de 1.992 las fuerzas militares venezolanas ante la necesidad histórica de no ser cómplices de las más duras embestidas del capitalismo depredador se levantaron en armas sin más consecuencia coyuntural que sentar la base de un precedente que indicaba que algo no estaba bien.

En 1.998 la campaña presidencial venezolana llegaba a un momento único, el pueblo cansado del bipartidismo desastroso Adeco-Copeyano visualiza una salida política al conflicto que encuentra su reducto en la izquierda representada en el líder del movimiento militar del 04 de febrero Hugo Chávez. De esta forma la izquierda por segunda vez en la historia llegaba al poder dentro de las reglas del juego del sistema dominante, y para ello no se podía dudar que en los círculos de poder hegemónicos tal logro era imperdonable.

De allí que en abril del 2.002 la CIA y sus cooperantes nacionales intentaran recuperar su nicho de poder político y económico estratégico dadas las condiciones geográficas y de recursos venezolana, dado que los avances progresistas nacionales se empezaban a visualizar aunque todavía de una forma asistencialista. Sin embargo lo que dividió en esfuerzos el siglo pasado aglutinó potencial esos días en un acto de vuelta al poder constitucional establecido por lo que hoy se conoce como la alianza cívico militar.

Desde entonces hemos tenido más procesos electorales que años en el poder, el debate se centra entonces entre la lógica que representa los adagios dispuestos del neoliberalismo de la década de los 90 o el inminente cambio hacia una sociedad que transite por el rumbo al socialismo. Socialismo o Capitalismo es el debate en el tapete, es la discusión pacífica (sólo desde la izquierda ya que la derecha aún sueña con un desenlace violento), es lo que se resuelve aún en las urnas electorales. Es necesario comparar los logros y avances, que pese a nuestros errores de la quinta República son cuantitativamente y cualitativamente superiores a los 40 años de pseudo-democracia representativa (porque representaba a las clases dominantes).

"Socialismo o Barbarie. Barbarie si es que tenemos suerte". István Mészáros.

1 comentario:

Rafael Muñoz Porqué dijo...

Lo invito a visitar www.maracaibosolidaria.blogspot.com

saludos